Connect with us

Nacionales

Detienen a seis personas implicadas en la muerte del empresario Iñigo Arenas Saiz

Las investigaciones en torno a la muerte del empresario Iñigo Arenas Saiz, hallado sin vida en el bar Black Royce de Naucalpan, han llevado a la detención de al menos seis personas, entre ellas el capitán de meseros y otros empleados del establecimiento.

En un giro significativo en la investigación de la muerte del empresario Iñigo Arenas Saiz, las autoridades han procedido a realizar detenciones relacionadas con este trágico suceso. Al menos seis personas han sido arrestadas en conexión con el caso, entre ellas el capitán de meseros del bar Black Royce y otros empleados del establecimiento ubicado en Naucalpan, Estado de México.

La acción de detención fue llevada a cabo por elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), en busca de recabar información crucial para el esclarecimiento de los hechos que rodearon la muerte del empresario. Estas detenciones buscan arrojar luz sobre los acontecimientos que condujeron a esta trágica pérdida y determinar las circunstancias precisas.

Advertisement

Francisco Marco Pinzón, apoderado legal del centro de entretenimiento “Bar Black Royce”, brindó declaraciones respecto a las detenciones. Según Pinzón, los seis individuos detenidos eran empleados del establecimiento y estuvieron presentes en el lugar durante la noche del sábado 5 de agosto y la madrugada del domingo 6, el período en que se presume ocurrió el deceso del empresario.

Marco Pinzón proporcionó información sobre las circunstancias que rodearon la llegada de Iñigo Arenas Saiz al establecimiento. Según su relato, el empresario habría llegado aproximadamente a las 3:00 de la madrugada en un estado de ebriedad. Cerca de las 5:00 de la mañana, habría manifestado sentirse mal, momento en el cual se le brindó asistencia con un vaso de agua y se le mantuvo bajo observación.

El apoderado legal señaló que, a pesar de los esfuerzos del personal por reanimar a Iñigo Arenas Saiz, el empresario no reaccionó y su situación empeoró. Hacia las 7 de la mañana, el personal se percató de que no presentaba movimientos, y a pesar de los intentos de reanimación, su fallecimiento se confirmó.

Aunque no se ha proporcionado una explicación definitiva sobre las razones detrás de las detenciones de los empleados, se sabe que las acciones de investigación están siendo coordinadas entre la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y la Fiscalía de la Ciudad de México. La colaboración entre estas entidades busca arrojar luz sobre las circunstancias de este trágico incidente que ha conmocionado a la comunidad.

Advertisement